Coincidirán conmigo en que las latas han sido siempre consideradas las cenicientas de nuestra despensa. Una existencia humilde al fondo de la estantería con el único y noble objetivo de sacarnos de un apuro. Ya es tiempo de cambiar de opinión. Las conservas de pescados y mariscos cuando se fabrican con esmero pueden reivindicar por derecho un lugar al sol de la cocina moderna.

En mi trabajo de restauración recurro a ellas con frecuencia y siempre compruebo que con una buena presentación resaltan cualquier mesa como productos selectos que conservan todo el sabor y frescura del mar. En esta página queremos brindarles consejos y sugerencias de presentación para preparar recetas, tapas y pinchos con los que, con esfuerzo, sacarle todo el partido a nuestros productos. Queda claro que en la cocina la imaginación no tiene reglas y que solo queremos brindarles un punto de partida para atreverse a realizar sus propias experiencias. Si quieren compartirlas con nosotros le estaremos muy agradecidos.